Home / Society

#NotaTrendingTopic

twitter-292988_1920

Through trending topics we can infer a lot about our collective interests, concerns, or priorities. Today, not only social networks use this format to introduce us to whatever it is popular in the world at the moment; nowadays, mainstream media such as newspapers, or search engines have also started to deliver their news in non-traditional ways.

In 2014 some trending topics were events like the Ebola virus epidemic in North Africa, the Ukraine crisis, the missing Malaysia Airlines Flight 370, the FIFA World Cup, as well as personalities such as Pope Francis, Nelson Mandela, or President Vladimir Putin. These were just some of the people or events that became news that spiraled into very popular and highly cited stories in very short periods of time.

However, as news or trending topics peak, other attention-worthy news get shadowed or forgotten. So, what happens to the news that do not meet our popularity standards or the news that no longer make the cut to become a trending topic?

After a story ceases to be a trending topic, both the media -as well as its consumers- turn to different, bigger, newer stories that might appear on tabloids as “breaking news” (or something the like). Those stories that are no longer “news” quickly fall into oblivion and are substituted by a new set of stories. Information, however, should compel us to remain engaged in the world. Information about the world should not be seen as volatile, or another form of entertainment; rather, we should understand that information, social media, and other information outlets, are our portal to engaging and knowing more about the world we live in.

Although there is nothing wrong with trending topics as there will always be news that are more relevant than others, we cannot rely on rating or popularity trends to value or properly asses information. Society has become so used to the excitement that comes along with viral or popular news that we have lost along the way the true meaning of information. Whether information on politics, technology, or entertainment, it is apparent that we must remain vigilant on our consumer habits, especially when it comes to information.

For instance, in the case of the United States, the debate on gun control and gun regulation becomes “popular” every time an unfortunate event regarding a killing spree takes place. In the case of violence and gun attacks in the United States, it is apparent that the subject matter gains a lot of attention from the media for a few weeks, but it quickly falls into oblivion as a new -or even- bloodier story is able to take the spotlight.

Although debating these topics is a good thing, it has become apparent that while information spreads and becomes readily available, its impact is short-sighted as information no longer becomes a catalyst for long-term change. With the rise of this new form of communications we tend to discard information without taking the time to further comprehend the impact these stories might have in our lives. The case of gun regulation should not be a subject of discussion exclusive to the aftermath of a violent incident, or equivalent to the popularity the story might have in the media.

We have become so used to the “shock” that so-called breaking news bring to the table, that at some point we might have also started to de-humanize information. Tabloid after tabloid, our reaction to shock becomes less effective. And, while trends do matter, we cannot lose out of sight that those stories that are no longer in the headlines are still relevant and demand both our action, as well as our attention.

To our shame, killing sprees have become a regular headline, civilian deaths in the Middle East no longer make it to the news due to their frequency, cases of racism, sexual harassment and bullying are just part of every day life. Hence, maybe we should stop, reflect on the impact and reactions that information has on our lives, and at the same time question ourselves: do we shape media or does the media shape us?


#NoEsUnTemaDeTendencia

Por medio de los temas del momento o “trending topics”, podemos inferir mucho sobre nuestros intereses colectivos, preocupaciones o prioridades. En la actualidad, no sólo las redes sociales utilizan este formato para introducirnos los temas más populares en el mundo; hoy en día los medios de comunicación masivos tales como periódicos o motores de búsqueda también han empezado a proporcionar sus noticias en formas no tradicionales.

En 2014 algunos temas de tendencia fueron eventos como la epidemia del virus del Ébola en África del Norte, la crisis en Ucrania, la desaparición del vuelo 370 de Malaysia Airlines, la Copa Mundial de la FIFA, así como personalidades como el Papa Francisco, Nelson Mandela, o el presidente Vladimir Putin. Estas fueron sólo algunas de las personas o acontecimientos que se convirtieron en noticias populares y muy citadas en los medios de comunicación en lapsos de tiempo relativamente cortos.

Sin embargo, mientras estas noticias tendencia o “trending topics” se convierten en titulares, otras noticias dignas de atención quedan ensombrecidas u olvidadas. Entonces, ¿qué sucede con aquellas noticias que no cumplen con nuestros estándares de popularidad o aquellas noticias que no cumplen con los requisitos para convertirse en un tema de tendencia?

Después de que una historia deja de ser un tema de tendencia o deja de ser popular, tanto los medios de comunicación -así como los mismos consumidores- enfocan su atención en otro grupo de historias más nuevas que pueden aparecer en los tabloides como noticias de “última hora”, etc . De esta manera, aquellas historias que ya no son “noticia” caen rápidamente en el olvido y son sustituidos por un nuevo conjunto de historias. La información, sin embargo, debería obligarnos a involucrarnos en el acontecer mundial.  Es más, la información sobre el mundo no debe ser vista como algo volátil, o como otra forma de entretenimiento; más bien, debemos entender que la misma, así como  las redes sociales y otros medios de comunicación, son nuestro portal para participar y conocer más sobre el mundo en que vivimos.

Aunque no existe nada malo con los “trending topics”, ya que siempre habrán algunas noticias que son más importantes que otras, no podemos confiar en la popularidad o tendencias del momento a la hora de valorar y evaluar adecuadamente la información que se nos presenta. La sociedad se ha acostumbrado tanto a las emociones que provocan la noticias virales que hemos perdido de vista el verdadero significado de la información. Ya sea información sobre política, tecnología o entretenimiento, es evidente que debemos permanecer vigilantes a nuestros hábitos de consumo, sobre todo cuando se trata de información.

Por ejemplo, en el caso de los Estados Unidos, el debate sobre el control de armas se vuelve “popular” cada vez que un evento desafortunado que involucra matanzas a mano armada tiene lugar. En el caso de la violencia y los ataques de armas , es evidente que este tema adquiere una gran cantidad de atención de los medios de comunicación por un período de días o semanas; sin embargo, la misma cae rápidamente dejando a dicha noticia en el olvido y siendo sustituida por una historia más nueva (o incluso más sangrienta), que sea capaz de mantener los ratings en alto.

Aunque debatir estos temas es algo positivo, es evidente que si bien la información se extiende y se convierte disponible fácilmente , su impacto es corto como ya que la información cesa de ser un agente que funciona como catalizador para el cambio a largo plazo. Con el auge de esta nueva herramienta de la comunicación, tendemos a descartar la información sin tomarnos el tiempo de comprender el impacto que estas historias podrían tener en nuestras vidas. El caso de la regulación de armas no debe ser un tema de discusión exclusiva en respuesta a incidentes violentos, o equivalente a la popularidad que una historia pudiese tener en los medios.

Estamos tan acostumbrados a la “conmoción” que viene con las noticias de última hora, que se puede decir que en algún momento también hemos comenzado a deshumanizar información. Tabloide tras tabloide, nuestra reacción a la información se vuelve menor. Si bien las tendencias son importantes, no podemos perder de vista que aquellas historias que ya no se encuentran en los titulares siguen siendo tan relevantes como aquellas noticias que circulan de manera masiva en las portadas de periódicos y en redes sociales.

Para nuestra pena, las matanzas se han convertido en titulares regulares, las muertes de civiles en el Medio Oriente ya no son primicias en las noticias debido a su frecuencia, los casos de racismo, acoso sexual e intimidación son sólo una parte de la vida cotidiana. De modo que, tal vez es momento de parar, reflexionar sobre la reacción e impacto que la información pueda tener en nuestras vidas, y a la vez preguntarnos: ¿moldeamos a los medios, o los medios de comunicación nos moldean a nosotros?

Advertisements

6 thoughts on “#NotaTrendingTopic

  1. Excellent post, as always, Ms. Urrutia. Thanks for your thought-provoking observations and reflections. I admire your ability to introduce and address so many topics, many of them controversial, even-handedly, sedately, and so coherently. I imagine that it’s not easy, or quick, to create such good writing. I learn from you.

    Liked by 1 person

  2. ¿moldeamos a los medios, o los medios de comunicación nos moldean a nosotros? Interesante e importante, y muy pertinente la pregunta. Pero no hay una sola respuesta. Tal vez hay que preguntar de otra manera. En lugar de nosotros, seria decir; quienes moldean a los medios y sabremos como nos moldean a nosotros. Creo que los medios ya están muy deshumanizados en parte por la tecnología. Acaso no son los algoritmos los que crean esos trending topics? En mi país los medios tienen una influencia terrible en la sociedad. Por ejemplo, se enjuician a las personas antes de que estas sean acusadas y enjuiciadas por los tribunales. Aun en casos de brutalidad policiaca, que ocurrieron hace unos anos, la movilización de la gente y algunas organizaciones junto a la presión de los medios como trending topic, logro hacer algo de justicia, al menos a medias. Al contrario en Estados Unidos no es así. Tal vez es porque los medios mientras mas locales e insulares son mas efectivos, pues responden a la movilización social de la misma gente que los patrocina.

    Liked by 1 person

    • Es correcto, no existe una sola respuesta. También estoy de acuerdo con la idea de la deshumanización de los medios. Sin duda, los “trending topics” son creados por algoritmos (claro que nosotros también influimos en los mismos); sin embargo, a pesar de esto el poder que tiene la información no se debe de menospreciar, sino todo lo contrario. Es por eso que tiene mucha razón cuando habla de la influencia que los medios/trending topics tienen en la vida real. Gracias por su comentario !

      Like

  3. I like your observations on what is trending news or not, for some news is always important for someone. Just as, does the media shape us or we shape the media. I feel in the main that the media believes that it shapes us and to a large extent it does, but this can change, to some extent, with social media. As the content of social media is more to the individual as to what they publish and could then trend if it pushes a nerve within their following.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s